Apple pide a Gizmodo su iPhone 4G olvidado en una cervecería alemana

Probablemente ayer os hicierais eco, como lo han hecho varios medios, de nuestra exclusiva sobre el nuevo iPhone. Muchos han creído que era un fake, así que para desmentir rumores os hacemos una breve crónica de cómo Apple perdió su prototipo, cómo llego a nuestras manos y por último cómo nos piden que se lo devolvamos. Todo comenzó con un joven ingeniero de de Apple llamado Gray Powell celebrando su cumpleaños en Gourmet Haus Staudt, un bar alemán en Redwood City, California. Imaginad esa combinación explosiva, cumpleaños, exaltación de la amistad y cerveza alemana… Y es que aunque la seguridad de Apple y su capacidad para guardar sus secretos y nuevos productos es legendaria, e incluso se podría decir que excesiva y bastante negativa, más aún lo es la capacidad de la cerveza para hacer que la gente se olvide de cosas encima de la mesa. Esto es lo que le pasó al pobre Gray, encontrando su nuevo iPhone 4 camuflado de iPhone 3GS alguien en el bar, que tras no encontrar a Gray para dárselo decidió buscar en el teléfono información sobre su dueño, hasta que por fin encontró su Facebook. A la mañana siguiente el iPhone fue desactivado remotamente a través de MobileMe. Así que al ver que ese iPhone era especial, decidió investigarlo, descubriendo un iPhone totalmente diferente a lo que había visto hasta ahora. Tras intentar contactar con Apple para devolverlo, no siendo tomado en serio por nadie de la compañía y sin recibir respuesta por su parte decidió dárselo a alguien que fuera tomado en serio, así que semanas después el móvil llegó a Gizmodo. Tras la exclusiva, el equipo de Gizmodo USA habló con Gray para hablar con él, y esperamos que Apple lejos de sus tácticas intimidatorias a sus empleados para mantener la seguridad, sepa comprender el error de Gray y no sea tan fiel a su lado oscuro y le despida por eso. Hace unas horas, nuestros colegas recibieron varias llamadas de Apple y una carta pidiendo la devolución del iPhone extraviado. Jason Chen, quien dio la exclusiva en Gizmodo USA, fue el encargado de responder y de empaquetar al iPhone de “vuelta a casa” no sin antes despedirse efusivamente de él. Esperemos que todo lo que ha pasado no sólo valga para que hayáis podido ver antes que nadie el nuevo iPhone, sino también para que Apple empiece a tener humildad y no siga intimidando a sus empleados por las filtraciones, ya que siempre puede haber descuidos por mucho que quieran, y el bienestar de sus empleados debería ser su prioridad y no el marketing de sus productos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s