Economia representada con vacas

Socialismo:
Tú tienes 2 vacas.
El estado te obliga a darle 1 a tu vecino que no tenía vacas.

Comunismo:
Tú tienes 2 vacas.
El estado te las quita y te DA algo de leche.

Fascismo:
Tú tienes 2 vacas.
El estado te las quita y te VENDE algo de leche.

Nazismo:
Tú tienes 2 vacas.
El estado te las quita y te dispara en la cabeza.

Burocratismo :
Tú tienes 2 vacas.
El estado te pierde una, ordeña la otra y luego tira la leche al suelo.

Capitalismo tradicional:
Tú tienes 2 vacas. Vendes una y te compras un toro. Haces más vacas.
Vendes las vacas y ganas dinero.

Capitalismo moderno:
Tú tienes 2 vacas.
Vendes 3 de tus vacas a tu empresa que cotiza en bolsa mediante letras de crédito abiertas por tu cuñado en el banco.
Luego ejecutas un intercambio de participación de deuda con una oferta general asociada con lo que ya tienes las 4 vacas de vuelta, con exención de impuestos por 5 vacas. La leche que hacen tus 6 vacas es transferida mediante intermediario a una empresa con sede en las Islas Cayman que vuelve a vender los derechos de las 7 vacas a tu compañía. El informe anual afirma que tu tienes 8 vacas con opción a una más. Coges tus 9 vacas y las cortas en trocitos. Luego vendes a la gente tus 10 vacas trozeadas.
Curiosamente durante todo el proceso nadie parece darse cuenta que, en realidad, tú sólo tienes 2 vacas.

Economía japonesa:
Tú tienes 2 vacas. Las rediseñas a escala 1:10 y que te produzcan el doble de leche. Pero no te haces rico. Luego ruedas todo el proceso en dibujos animados. Los llamas ‘Vakimon’ e incomprensiblemente, te haces millonario.

Economía alemana:
Tú tienes 2 vacas. Mediante un proceso de reingeniería consigues que vivan 100 años, coman una vez al mes y se ordeñen solas. Nadie cree que tenga ningún mérito.

Economía rusa:
Tú tienes 2 vacas.
Cuentas y tienes 5 vacas.
Vuelves a contar y te salen 257 vacas
Vuelves a contar y te salen 3 vacas.
Dejas de contar vacas y abres otra botella de vodka.

Economía china:
Tú tienes 2 vacas.
Tienes a 300 tíos ordeñándolas.
Explicas al mundo tu increíble ratio de productividad lechera.
Disparas a un periodista que se dispone a contar la verdad.

Economía iraquí:
Tú no tienes vacas.
Nadie cree que no tengas vacas, te bombardean y te invaden el país.
Tú sigues sin tener vacas.

Economía suiza:
Hay 5000000000 vacas
Es obvio que tienen dueño pero nadie parece saber quién es.

Economía francesa:
Tú tienes 2 vacas.
Entonces te declaras en huelga, organizas una revuelta violenta y cortas todas las carreteras del país, porque tú lo que quieres son 3 vacas.

Economía neozelandesa:
Tú tienes 2 vacas.
La de la izquierda te parece cada día más atractiva.

Economía española:
Tú tienes 2 vacas, pero no tienes ni idea de donde están.
Pero como ya es viernes, te bajas a desayunar al bar que tienen el Marca.
Si acaso, ya te pondrás a buscarlas el miércoles después del puente de San Aniceto.

Economía catalana (ésta es bilingüe, evidentemente):

Tú tens dues vaques.
La Generalitat t´aplica una clàusula mediambiental per residus contaminants. L´Ajuntament no t’otorga la llicència i reps una multa amb interessos de demora, a més dels impostos acumulats en l’altre negoci que vas haver de tancar. L´ estat es queda la producció d´una vaca per redistribuir entre les comunitats autònomes que no tenen producció pròpia.
La Cambra et gira el rcp i els gremis associats t´ofereixen un curs d´innovació de com ordenyar amb les mans lligades a l´espatlla. Mentres estàs al curs pensant “per què collons serveix aquest cap de cony de curs?”, la grua se t’emporta la vaca que havies aparcat a una zona de carga y descarga perquè arrivabes tard al curs. Vas a buscar la vaca i et claven un ull per la grua i un altre per la multa que ja t’arrivarà al teu domicili fiscal. Una banda de kosovars et roba la vaca. I cansat de tot, et vens les vaca que queda i la cartera de clients a una multinacional però et quedes les naus de la vaqueria que les poses a lloguer dins la patrimonial, i el pagat per la multinacional: a Andorra.

Tu tienes 2 vacas.
La Generalitat te aplica una claúsula medioambiental por residuos contaminantes. El Ayuntamiento no te da la licencia conveniente, y consecuentemente, recibes una multa con intereses de demora, además de los impuestos acumulados en el anterior negocio que se te fue al traste. El estado se queda la producción de una vaca para redistribuirla entre las comunidades autónomas que no tienen producción propia. La Cámara te gira el RCP y los gremios asociados te ofrecen un curso de innovación de cómo ordeñar con las manos atadas a la espalda.
Mientras asistes al curso, sin dejar de pensar “para qué coño sirve!”, la grúa municipal se lleva la vaca que habías aparcado en carga y descarga porque llegabas tarde al curso. Vas a buscar la vaca y te cobran un riñon por la grúa yel otro por la denuncia, que ya te llegará al domicilio fiscal. Una banda de kosovares te roba la otra vaca. Y cansado de todo, te vendes la vaca que te queda y la cartera de clientes a una multinacional, pero te quedas con las naves de la vaqueria y las alquilas en la patrimonial, y lo pagado por la multinacional: a Andorra.

Anuncios

Acerca de hiro534

Blogero Málagueño, entre mis Hobbis disfrutar de un buen libro , y robar sonrisas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s